Cereales Para El Desayuno ¿Saludables o No?

Los cereales son un alimento fácil y conveniente para las personas ocupadas. Muchos dicen tener cantidades saludables de ingredientes o tratan de promover una buena y sana nutrición.

Pero, ¿Estos cereales son realmente tan saludables como lo dicen? Veamos.

El cereal está hecho de grano procesado. Con frecuencia se acompaña de leche, yogurt, frutas o nueces. El cereal como desayuno, usualmente está fortificado con vitaminas y minerales. Esto quiere que decir que nutrientes son añadidos para hacerlo más nutritivo.

Usualmente, así están hechos los cereales:

  1. Procesado: Los granos son usualmente procesados a harina refinada y cocinados.
  2. Mezclado: La harina es mezclada con ingredientes como azúcar, chocolate y agua.
  3. Extrusión: Muchos cereales son hechos vía extrusión. Este es un proceso a alta temperatura que usa una máquina para dar forma al cereal.
  4. Secado: El cereal es secado
  5. Dar forma: Finalmente, al cereal se le da forma, como bolitas, estrellas, aros o rectángulos.

Los cereales pueden ser esponjosos, en copos o rallado. Pueden ser cubiertos en chocolate antes de ser secados.

Muchos cereales están llenos de azúcar y carbohidratos refinados.

El azúcar agregada puede ser el peor ingrediente en la dieta moderna, ya que nos hace obesos  y no saludables y muchas personas están comiendo demasiado de ello. Sin embargo, las personas no son las que le ponen azúcar a los alimentos… la obtienen de las comidas procesadas. Interesantemente, los cereales son algunos de los alimentos procesados más comunes que son muy altos en azucares añadidos. De hecho, muchos de ellos listan el azúcar como su segundo o tercer ingrediente. Comenzar el día con un cereal alto en azúcar, puede disparar tus niveles de insulina. Horas después, el azúcar en la sangre puede caer y tu cuerpo ansiará algún otro alimento alto en carbohidratos, lo que crea un ciclo interminable de azúcar.  El alto consumo de azúcar puede incrementar el riesgo de diabetes tipo 2, daño al corazón y cáncer.

Los cereales con frecuencia claman ser saludables.

Los cereales son profundamente marcados como saludables. Estos cereales suelen tener impresas frases como “bajo en grasas” y “cereal integral”, pero cuando miras la lista de ingredientes, las primeras son generalmente granos refinados y azúcar.

Estos alimentos altamente procesados están llenos de azúcar. Pequeñas cantidades de grano integral, no contrarrestan los dañinos efectos de los otros ingredientes.  Sin embargo, lo más alarmante de esto, es que las personas en verdad creen en lo que dicen los cereales. Ten en cuenta que los alimentos saludables ni siquiera necesitan tener ese tipo de frases.

Si necesitas comprar cereal, aquí está cómo seleccionarlo.

Estos son algunos tips para que puedas seleccionar un cereal menos dañino.

  • Limita el azúcar. De preferencia, escoge un cereal que contenga menos de 5 gramos de azúcar por plato. Lee la etiqueta para ver cuánta azúcar contiene el producto.
  • Escoge alto en fibra. Los cereales que contienen al menos 3 gramos de fibra por plato son óptimos. Comer suficiente fibra puede tener numerosos beneficios a la salud.
  • Presta atención a las porciones: Los cereales tienden ser crujientes y deliciosos, y puede ser muy fácil consumir grandes cantidades de calorías. Mide cuánto estás comiendo y usa la información por porción  del empaque.
  • Lee la lista de ingredientes: Ignora las frases saludables de los empaques, asegúrate de revisar la lista de ingredientes. Los dos o tres primeros ingredientes son los más importantes, ya que el producto contiene más de ellos. Sin embargo, los productores de cereal, a veces son engañosos y pueden usar trucos para esconder la cantidad de azúcar de sus alimentos.

Los cereales son altamente procesados.

Contienen toneladas de azúcar añadida y carbohidratos refinados. También brindan publicidad falsa. Si no te queda más remedio que desayunar cereal, asegúrate de leer la lista de ingredientes y revisa la etiqueta frontal. Escoge cereales que sean altos en fibra y bajos en azúcar. Sin embargo, hay varias opciones más saludables para desayunar. Comienza con ingredientes naturales o integrales.

Comentarios

Tal vez pueda interesarte