No necesitas inscribirte al gimnasio para hacer ejercicio. Aquí te decimos cómo

13222494184_ce79dafb50_o

Muchas personas piensan que “ponerse en forma” es sinónimo de “ir al gimnasio”. No lo es. Si bien pertenecer a un club de fitness puede ser conveniente, no es un pre-requisito para estar en forma. Aquí hay 5 razones por las que puedes moldear tu figura en el living de tu casa.

  1.    Hay un montón de entrenamientos online y gratis

¿Qué tipo de entrenamiento te gustaría hacer en el gimnasio? Ya sea que elijas yoga, ejercicios de resistencia, Pilates, baile, aeróbics o formación básica, puedes encontrar un reemplazo para el gimnasio haciendo una rápida búsqueda en línea.

Estos entrenamientos se clasifican en duración desde solo un par de minutos hasta clases enteras, y normalmente no requieren equipamiento.

  1.    Caminar es el ejercicio más subestimado ahí afuera

La regla de oro cuando se trata de caminar es llegar a dar al menos 10 mil pasos por día. Estos 10 mil pasos quemarán entre 400 y 600 calorías, lo que resulta ser la misma cantidad que alguien quemaría durante una clase de spinning, y es 2 veces lo que quema el entrenamiento de resistencia promedio.

  1.    Es sencillo incorporar ejercicio durante el día

La gente piensa que el ejercicio no cuenta salvo que sea 1 hora larga de entrenamiento que la deje empapada en sudor. Simplemente no es el caso. Los estudios sobre ejercicio han probado que los periodos cortos de ejercicio son incluso más efectivos que los entrenamientos interminables cuando se trata de quemar grasa e incrementar los niveles de rendimiento.

Es por eso que puede resultar tan efectivo incorporar entrenamientos rápidos en tu agenda cotidiana. ¿Tienes unos minutos de pausa en el trabajo? Ve por una caminata. ¿Estás mirando varios capítulos de series por la noche? Haz un entrenamiento básico entre episodios.

Los pequeños asaltos de ejercicio como estos se suman a lo largo de tu día. Una vez que tienes un puñado de movimientos para elegir, encontrar tiempo para hacerlos se vuelve más factible.

  1.    Es verano: sal afuera

¿Quién quiere estar atrapado en un sudoroso gimnasio cuando el clima está tibio y el sol brilla? Existen muchas formas de ponerse en forma al aire libre. Puedes unirte a una liga deportiva de verano, tomar tu bicicleta para un paseo, ir a nadar o visitar tu circuito de salud local para un entrenamiento físico de calidad. El parque del vecindario incluso podría tener algunos equipos para ejercitarse al aire libre específicamente diseñados para reemplazar las máquinas que encuentras en el gimnasio.

  1.    No necesitas un gimnasio para comer sano

La mayoría de las personas se ejercitan porque quieren sentirse bien consigo mismas, lo que a menudo incluye bajar de peso y verse lo mejor posible. Si bien el ejercicio es ciertamente una gran parte de la ecuación del fitness, llevar una dieta saludable es incluso más importante.

Podemos aplicar la regla del 80/20 para estar en forma: 80% de tus resultados vienen de lo que comes, mientras que el 20% restante proviene de la cantidad y tipo de ejercicio que realizas.

El ejercicio, ya sea en el gimnasio o en cualquier otro lugar, es una manera fantástica de quemar calorías, construir masa muscular y crear un cuerpo bien formado. Pero es una dieta saludable (consistente en vegetales, frutas, proteína pero limitada en alimentos procesados y dulces) lo que realmente te ayudará a alcanzar los resultados físicos que estás buscando.

 

Fuente: www.mindbodygreen.com

Comentarios

Tal vez pueda interesarte