7 Mitos sobre el CÁNCER DE MAMA que todas hemos escuchado

¿Cuántas veces has escuchado que usar sostén con varilla y antitranspirante te causarán cáncer de seno? Médicos y asociaciones dirigidas a la prevención y lucha contra esta enfermedad se han dado a la tarea de derrumbar algunas de estas creencias para que hombres y mujeres estemos mejor informados sobre el tema. ¡Veamos qué es verdad y mentira!

1. MITO: Si tienes antecedentes familiares con cáncer de mama es casi seguro que también lo desarrolles

Realidad: Si bien las probabilidades aumentan cuando algún familiar lo ha padecido, tan sólo el 10% de los casos con cáncer de mama son hereditarios, el otro 90% es a causa del estilo de vida y de factores ambientales. No obstante, quienes tienen un historial familiar con cáncer de mama deben indicarlo a su médico desde una edad temprana para tomar las medidas preventivas necesarias.

2. MITO: Usar sostenes con varilla provoca cáncer de mama

Realidad: ¡Falso! Un estudio de 2014 observó a mujeres que usaban brasier con y sin varilla, resultó que no había ninguna conexión entre el uso de un sujetador con aro y el riesgo de padecer esta enfermedad.

3. MITO: El uso de antitranspirantes causa cáncer de mama

Realidad: Esto no se ha comprobado. Hasta ahora, el National Cancer Institute no ha confirmado investigaciones concluyentes que vinculen el uso de antitranspirantes o desodorantes con el desarrollo de cáncer de mama.

4. MITO: Todos los bultos extraños en el seno significan cáncer

Realidad: Sólo un pequeño porcentaje de estas protuberancias que encontramos en los senos resultan en cáncer, pero de cualquier forma si detectamos alguna anomalía en la masa mamaria debemos acudir al médico para que nos realice los exámenes correspondientes.

5. MITO: Los implantes de seno aumentan el riesgo de cáncer

Realidad: Tampoco se ha demostrado esta creencia. Lo que probablemente sí puede suceder es que las mastografías convencionales no sean tan efectivas en mujeres con implantes mamarios, por lo que tienen que recurrir a otros procedimientos para la detección de algún problema en los senos, como rayos X.

6. MITO: Las mujeres con pechos pequeños tienen menos posibilidades de tener cáncer

Realidad: Según los especialistas, el tamaño de los senos no influye en que una mujer pueda desarrollar o no cáncer de mama. Tal como en el caso de los implantes, quienes tienen pechos grandes por naturaleza podrían necesitar más que una mastografía para examinar sus mamas.

7. MITO: Las mastografías provocan que el cáncer de mama se propague

Realidad: De acuerdo con el National Cancer Institute, la radiación de las mastografías es mínima, por lo que las probabilidades de que el cáncer se extienda a otros órganos son muy escasas. Lo importante es saber que este tipo de radiografía es primordial para detectar a tiempo algún problema en en los senos.

LEE TAMBIÉN:

5 Maneras de prevenir el cáncer de mama

Comentarios

Tal vez pueda interesarte