La Adiponectina, Tu Hormona Quema-Grasa

¿Sabías que hay diferentes tipos de hormonas dentro tu cuerpo y que cada una de ellas lo afectan de diferentes formas? Tu metabolismo, humor y crecimiento depende de estas hormonas. La adiponectina es una de ellas. Conocida como la hormona quemadora de grasa, le permite a nuestros cuerpos perder peso naturalmente.

La adiponectina no solo es una pequeña proteína producida en las células de grasa, también es una hormona. Siendo producida naturalmente por el cuerpo, la adiponectina juega un rol esencial y fundamental en el control de la diabetes tipo 2. Además, es importante para combatir situaciones como el aumento de peso y la Aterosclerosis.

La adiponectina puede ser tu arma secreta para perder de peso, ya que ésta hormona basada en proteínas, aumenta tu metabolismo, mejora la habilidad de tus músculos para convertir los carbohidratos en energía e incrementa la tasa en la cual el cuerpo descompone la grasa.

Incrementar las proteínas con adiponectina es importante para aquellos que quieren perder peso. Cambia tu estilo de vida y deja de fumar. Come pan integral, frutas, vegetales y pescado con altos niveles de ácidos omega-3.

Para hacer que la hormona quemadora de grasa, la adiponectina, funcione, debes llevar un estilo de vida saludable. Debes comer apropiadamente, consumir alimentos altos en proteínas y aminoácidos, ejercitarte y dormir lo suficiente cada noche.

Entre más grasa tengas en tu cuerpo, más bajos serán los niveles de adiponectina que poseas. La adiponectina es realmente eficiente para prevenir el aumento de peso. Cuando trabaja en conjunto con la leptina, la adiponectina ayuda a regular tu peso corporal de una forma adecuada. La función de estas dos hormonas mejora la “comunicación” hacia y desde tu cerebro, permitiéndote saber cuando has consumido la cantidad correcta de alimentos.

También se sabe que perder el exceso de peso ayuda a estimular la producción de adiponectina significativamente. Aunque este amigo es producido por la grasa, ¡puede ayudarte eficientemente a quemarla! Pero si ganas peso, tu cuerpo comienza a producir cada vez menos de este quemador de grasa natural.

La falta de adiponectina es un factor significativo en tu incapacidad de luchar contra la flacidez y mantenerte delgado. Ten en mente, que mientras más grasa tengas, menores serán tus niveles de adiponectina.

No olvides que los principales beneficios de poseer niveles adecuados de esta hormona trae beneficios como:

  • Mejora en la quema de calorías
  • Sensibilidad incrementada a la insulina
  • Eficiencia incrementada en los músculos
  • Freno del apetito

Así que ya lo sabes, si te preocupa perder peso fácilmente y de forma totalmente natural, deberías poner mucha atención a tus niveles de adiponectina.

Comentarios

Tal vez pueda interesarte