Infusión de limón con jengibre y cúrcuma para desintoxicar y reducir inflamación y nauseas

Con el cambio de estación, a menudo sobrevienen resfríos persistentes, alergias estacionales, molestias digestivas y fatiga. Comienza tu día con este té calmante y desintoxicante para ayudarte a eliminar toxinas, mejorar el estómago y reducir la inflamación- todas afecciones que nos atascan en esta época del año.

Este té calmante y desintoxicante lleva el ritual matutino del agua tibia con limón a un nuevo nivel, con el agregado de la cúrcuma. La cúrcuma es una raíz similar al jengibre, pero de color amarillo y naranja brillante. Estos pigmentos brillantes constituyen una poderosa propiedad llamada curcumina. La curcumina es un fuerte antiinflamatorio. La cúrcuma ha demostrado proveer alivio a quienes sufren de desórdenes intestinales, artritis, fibrosis quística; y se cree que ayuda a prevenir el cáncer.

Té de limón, jengibre y cúrcuma

Para 2 personas

Ingredientes

  • 1 y ½ cucharada de jengibre fresco, finamente rebanado
  • 2 cucharadas de cúrcuma fresca, finamente rebanada
  • ¾ del jugo de 1 limón
  • 4-5 tazas de agua
  • Opcional: miel para endulzar

Preparación

  1. Agrega agua en una tetera o cacerola, cúbrela y ponla a hervir. Retira del fuego y deja enfriar por un minute.
  2. Coloca el jengibre y la cúrcuma en un saquito para té y ubícalo en una taza. Exprime jugo de limón en la taza. Echa el agua caliente hasta llenar, y agrega miel si lo deseas. Deja reposar al menos 4-5 minutos. Puedes dejar la bolsita de té mientras bebes si quieres. Permite que el té se enfríe levemente antes de consumirlo.

Si no tienes una bolsita para té, coloca el jengibre y la cúrcuma directamente en la taza; déjalos reposar con la taza tapada por 5 minutos y cuela la bebida en una taza para evitar las piezas de raíz flotando.

Comentarios

Tal vez pueda interesarte