7 Sorprendentes Alimentos Para Combatir El Resfriado

vino

Goteo nasal, congestión, dolor de garganta, estornudos… Si, suena a resfriado. Mientras que los síntomas del resfriado varían (y pueden incluir también dolores de cabeza y fiebre), todo tipo de gripe son infecciones respiratorias causadas por más de 200 virus posibles. Con tantos virus esperando atacar, otra manera de pensar en ello es que un resfriado es causado por un sistema inmune débil, que permite que los virus entren. No existen alimentos mágicos para combatir el resfriado común.

Como sea, sí hay numerosas comidas y nutrientes que pueden jugar roles muy importantes para prevenir o tratar la gripe. Desde sardinas hasta setas, vino… Trata de incluir una buena variedad de estas comidas en tu dieta para mantener (o recuperar) un saludable sistema inmune.

  1. Sardinas: Este pescado gordito, es muy alto en grasas omega 3, el cual, las investigaciones demuestran que ayuda a reducir el riesgo de una enfermedad cardiaca e inflamación en el cuerpo. Además, un nuevo estudio animal, publicado en el Journal of Leukocyte Biology, muestra que el omega 3 puede ayudar también a estimular el sistema inmune, mediante la mejora del funcionamiento de las células inmunes. Tal vez estés sorprendido de que las sardinas triunfen sobre sus compañeros pescados cuando se trata de omega 3: Una porción de 3 onzas de sardinas enlatadas, provee 1.259 miligramos de omega 3, mientras que la misma cantidad de trucha arcoiris tiene 905 miligramos, el salmón 840 miligramos y el atún enlatado, 196 miligramos. Las sardinas también proporcionan otro número importante de nutrientes para mantener tu sistema inmune fuerte.
  2. Pimiento amarillo (chile morrón): La mayor parte de las veces, cuando las personas se sienten enfermas, lo primero que buscan es vitamina C. Una de las mejores fuentes de vitamina C, es el pimiento amarillo, con un gran porcentaje, proporcionando 568% de la vitamina C que necesitas diariamente. Desde que fue aislada en 1930, la vitamina C se ha usado para tratar infecciones respiratorias. Desde entonces, los investigadores han demostrado que consumir vitamina C, no previene la gripe, pero no deseches aún tu pimiento… La vitamina C puede jugar un rol importante, al ayudar a desechar los síntomas de la gripe. Los estudios, sugieren que consumir regularmente vitamina C en los niveles recomendados diarios, puede ayudar a acortar la duración de la gripe y disminuir la intensidad de los síntomas severamente. Además, las investigaciones muestran que la ingesta de vitamina C es particularmente importante para mejorar la inmunidad de ciertos sectores: los adultos mayores, fumadores crónicos, atletas extremos y niños.
  3. Setas/Hongos: Ricos en vitamina B, selenio y antioxidantes, los hongos se han considerado por mucho tiempo como buenas fuentes para fortalecer el sistema inmune. Los hongos tienen efectos antivirales, y el consumo de ellos puede estar asociado con un aumento en la producción de células que combaten las infecciones. Cantidades reducidas del mineral selenio, han sido asociadas con un mayor riesgo de desarrollar síntomas de fiebre avanzados. Y la vitamina B en hongos (niacina y tiamina), ayudan al sistema inmune a mantenerse fuerte. Los hongos Maitake y shiitake, en particular, contienen nutrientes vegetales que parece que tienen la habilidad de fortalecer el sistema inmune. Saltea setas shiitake y mézclalas con un omelet y un poco de queso de cabra y hierbas frescas, o espolvorea maitakes frescos con aceite de oliva, sal y pimienta y ásalos, sirviéndolos en ensalada o con huevo.
  4. Bebidas alcohólicas. ¿Alguna vez te has preguntado (o escuchado), que dado que el alcohol es usado para esterilizar cosas fuera de tu cuerpo, también puede ayudarte a luchar contra las infecciones dentro de tu cuerpo? La realidad es que esto no es verdad. Beber alcohol una vez que estás enfermo, no destruirá los virus. De hecho, beber alcohol en un intento de tratar un resfriado, puede llevarte a la deshidratación, empeorar tus síntomas y la congestión; puede destruir el efecto de ciertos medicamentos. De cualquier manera, una bebida diaria puede hacerte un poco menos propenso a enfermarte, en primer lugar. Unos estudios, muestran que un consumo regular y moderado de alcohol (vino), puede estar asociado a una permanencia menor del resfriado común. La ingesta moderada de alcohol, generalmente es definida como una bebida al día para mujeres y hasta dos, en hombres.
  5. Caldo de pollo: Así es, hay ciencia detrás de la creencia ancestral sobre el caldo de pollo, que ayuda a curar el resfriado común. En el nivel más básico, el líquido tibio es hidratante, ayuda a relajar los músculos y a cesar la garganta seca. Además, estudios preliminares, muestran que los ingredientes del caldo de pollo pueden tener propiedades únicas. Un estudio en la Universidad de Medicina de Nebraska, encontró algo más: El caldo, los vegetales y el pollo en un caldo, probados en un laboratorio, mostraron propiedades antiinflamatorias. Los investigadores estudiaron el movimiento de los neutrófilos (células blancas de la sangre), y encontraron que fueron reducidos con el caldo de pollo, sugiriendo que el caldo puede tener un efecto antiinflamatorio, que puede disminuir los síntomas y acortar las infecciones de las vías respiratorias. La receta del estudio, incluye pollo, cebolla, papas, chirivía, zanahorias, tallos de apio, perejil, sal y pimienta.
  6. Frutas cítricas con cáscara. Ya que las frutas cítricas están cargadas de vitamina C, disfrutarlas regularmente es una buena idea para mantener tu sistema inmune fuerte. Media naranja provee de 117% de la ingesta recomendada diaria de vitamina C. Los antioxidantes como la vitamina C, mejoran la inmunidad al luchar contra los radicales libres. Pero cuando se trata de frutas cítricas, pueden existir beneficios agregados para aquellos que sufren de un resfriado severo. Un químico natural encontrado en la cáscara de la fruta, como la lima, puede jugar un rol potencial en el tratamiento de bronquitis, aunque se necesitan más estudios en esta área. Los datos preliminares muestran que la lima puede ayudar a combatir el cáncer y ayudar a la pérdida de peso. Una fácil manera de incluir cáscara de fruta en tu dieta, es haciendo una vinagreta cítrica: Batir jugo de naranja fresco y una generosa pizca de piel de naranja rallada con aceite de oliva y un poco de jugo de limón.
  7. Jengibre: Ya sea que los prefieras en tus galletas de navidad o en tu brócoli salteado con carne de res, el jengibre es una especia muy versátil con una de las historias medicinales más antiguas. Por más de 2000 años, la medicina oriental ha recomendado jengibre para ayudar a curar y prevenir numerosas condiciones de salud. El jengibre ha sido recomendado para amainar los sufrimientos de la gripe por miles de años, en Japón y China. Se piensa que el té de jengibre  ayuda en los inicios de un resfriado sin fiebre y puede que ayuda con las náuseas. Además, tener una taza de té de jengibre tibia con miel y jugo de limón, puede ser una manera relajante de liberar los músculos y disminuir la incomodidad y las náuseas. Aunque el jengibre ha demostrado ser un buen aliado en el embarazo con náuseas, habla con tu médico profesional antes de consumirlo, para que tomes justo lo que necesitas.

Comentarios

Tal vez pueda interesarte