5 Secretos De La Pérdida De Peso

green tea

Ponerse a dieta es una cosa, pero mantener el peso deseado, es otro obstáculo. Por ello, aquí te damos algunos secretos… pequeños trucos que te ayudarán a perder peso y mantenerlo lejos por mucho tiempo. A veces, solamente requieres un pequeño cambio para ver una gran transformación:

 

  1. Bebida fría: Si colocas una botella de agua mineral en el refrigerador y bebes 2 litros de esta agua, estará a una temperatura aproximada de 39.2 °F. Cuando la eliminas, tiene que estar a 96.8°F. Esto indica que tu cuerpo habrá calentado el agua y aumentado su temperatura, lo que significa gastar 60 calorías. Si quieres probarlo con un ejemplo específico y tienes una estufa eléctrica, pon esta cantidad de agua fría en una cacerola en la estufa y enciende el interruptor. Con un termómetro de cocina, revisa la temperatura del agua mientras incrementa. Nota cuanto tiempo tarda en alcanzar los 98.6 °F y la electricidad consumida. Para entender cuánta energía te hace quemar 2 litros, todo lo que necesitas es multiplicar la producción de energía de tu resistencia eléctrica (escrita en watts en la parte superior de la estufa), por el número de minutos requerido. Realiza esto y estarás convencido de por vida. ¡Confía en esto y tu cuerpo lo agradecerá!
  2. Té verde: Estás siguiendo tu dieta al pie de la letra y aún así, tu peso se estanca. No te preocupes, esto siempre le pasa a quienes se ponen a dieta. Si estás en esta situación, hay mucho que puedes hacer. Asegúrate de no haber cometido algún error, que no tenga que ver con retención de agua debido a la pre menopausia. Lo que sugerimos aquí, es té verde. Por 3 días, no bebas más agua, solamente té verde, a lo largo de la mañana, en el almuerzo, a la hora del té, en la noche e incluso, durante la madrugada si tienes que levantarte para ir al lavabo. Frío, caliente, con hielo, como sea que te guste mientras no lo dejes de hacer y, si mantienes tu dieta (como también un poco de ejercicio), tienes todas las probabilidades de acabar con este estancamiento.
  3. Aromaterapia: Cada día, entre las 5 pm y 7 pm, es la trampa del apetito, el momento en que aquellos pequeños antojos se te cruzan. Una buena solución a esto,  es colocar una pequeña y bonita caja hermética  en metal, vidrio o plástico. Coloca en ella 6 granos de café machados, una varilla de vainilla, una pizca de canela 2 gotas de extracto de ron. Después, deja todo un día para que los diferentes ingredientes se mezclen y produzcan una fusión. Cada vez que sientas la urgencia de comer algo, abre tu caja y huele la fragancia de ella. Inhala varias veces, llénate de este aroma y deja que la tentación desaparezca.
  4. Medias de soporte: Si eres de las mujeres que tienen problemas en ponerse y quitarse los anillos, que las piernas las sienten pesadas por las noches y que la cara la sienten hinchada en las mañanas… ¡Entonces tienes retención de agua! Interesantemente, la retención de agua evita que pierdas peso fácilmente. Sin embargo, el agua no contiene ninguna caloría. Perder peso se trata de quemar calorías y deshacerse del desperdicio de tu cuerpo. Si tienes retención de agua, no eliminas el desperdicio apropiadamente, y esto, alentará el proceso de pérdida de peso. Si tienes este problema, puedes hacer varias cosas. Beber más agua, a veces significa más retención. Los llamados suplementos detox únicamente te ayudarán a eliminar muy poco y solamente si te mantienes consumiéndolos. También hay diuréticos, pero necesitas consultar a tu doctor antes de tomarlos.  El secreto, es realmente simple: Cuando te sientas hinchada, no dudes en probar algunas medias de soporte. No aquellas pasadas de moda que tu abuela solía usar, sino los últimos modelos…  Indistinguibles de las medias de moda. Las piernas que están firmes apropiadamente con un soporte firme y elástico, mejoran la circulación que luego regresa al corazón y pasa más rápido y a menudo a través del filtro de los riñones. Si tu circulación es mala, el beneficio será doble.
  5. Oxígeno: Para perder peso y quemar calorías, necesitas oxígeno: Tu cuerpo necesita oxígeno para incrementar el volumen de tu intercambio respiratorio. Para hacer esto, intenta la siguiente técnica de respiración: 1. Coloca tus manos con las palmas abiertas, tanto en el tórax como en el esternón, con los dedos medios que toquen la línea central. 2. Respira profundamente para llenar tus pulmones con aire. Tu pecho se va a expandir, tus costillas subirán y tus manos se apartarán  ligeramente la una de la otra. Después, exhala hasta que hayas sacado todo el aire de tus pulmones. Tus costillas bajarán y tus manos se juntarán de nuevo, hasta que tus dedos se toquen. 3. Haz esto 10 veces más y después dos veces por día mientras estés a dieta, ya que perderás peso más libremente y un poco más fácilmente. Después de cierto tiempo, cerca de dos semanas, verás los beneficios de una capacidad respiratoria mayor. Si continuas haciendo esto periódicamente (por un par de semanas, cada 3 o 4 meses), se volverá un hábito que estará contigo hasta que te vayas a dormir.

 

Comentarios

Tal vez pueda interesarte