3 Alertas De Envejecimiento Prematuro

Volverse viejo con frecuencia otorga una mala reputación, particularmente a las mujeres. Nuestra sociedad parece infundir temor en las mujeres cuando, al pasar los 25 años, ya no somos poderosas o relevantes. Nada puede estar más alejado de la realidad.

¿Cómo saber si estás envejeciendo muy rápido?

Cerca de los 35, muchas mujeres comienzan con la perimenopausia, el periodo antes de la menopausia cuando tu cuerpo comienza a cambiar. La perimenopausia es un importante desplazamiento biológico que no tiene tanta atención como la menopausia en sí. Como resultado, pocas mujeres se dan cuenta de lo que les está pasando.

La perimenopausia es el lento proceso de la glándula pituitaria en el que produce más y más hormonas folico-estimulantes, hasta que eventualmente dejas de ovular.

Sin embargo, ya sea debido al ambiente o al estilo de vida, esto puede suceder más rápidamente a cualquier mujer. Ir a través de este proceso muy rápido, significa que estás envejeciendo, cerrando la ventana de la fertilidad muy rápido y deteniendo tu metabolismo. Estos no son síntomas inevitables de la vida después de los 35… estas son señales de que tu dieta es débil y tus hormonas necesitan ayuda.

El primer paso importante para alentar la perimenopausia, es identificar las señales. Aquí hay tres razones para sospechar que estás envejeciendo muy rápido.

  1. Tu periodo comienza a cambiar: Generalmente, es la primer cosa más notoria para muchas mujeres, y puede tomar varias formas: en duración, pesadez, calambres y síndromes premenstruales. Si tu periodo a los 30 años parece notablemente diferente al periodo que tenías en tus 20’s, consideralo como una alerta roja.
  2. No puedes dormir. Debido a la caída de los niveles hormonales, muchas mujeres que atraviesan la perimenopausia, comienzan a sufrir de insomnio o de la nada placentera experiencia de sofocos o sudores nocturnos. Si constantemente te descubres despierta en la noche o inexplicablemente mojas las sábanas con sudor, puede que quieras comenzar a investigar.
  3. Tu piel estalla como si estuvieras de nuevo en la pubertad. Tal vez pensabas que el acné hormonal estaba en el pasado, pero si estás en la perimenopausia, puede que notes un aumento aparentemente incontrolable en las manchas. O, incluso peor, un combo de espinillas en barros. Acné fuera de lo normal puede indicar el comienzo de la perimenopausia.

¿Cómo arreglar tus hormonas y alentar el proceso de envejecimiento?

Si te identificas con las señales anteriores y sospechas que tu cuerpo está prematuramente en la perimenopausia, o que estás envejeciendo muy rápido, no temas. La buena noticia, es que podemos alentar este proceso y disfrutar de nuestros cuerpos jóvenes, piel firme, niveles de energía abundantes y una fertilidad óptima por mucho tiempo. ¿Cómo? Con comida.

  1. Sincroniza tu dieta con tu ciclo. Es más fácil de lo que piensas, comer en una manera que complementa tus fluctuaciones hormonales a través del mes. Para comenzar, toma jugo verde durante tu ovulación y come papas cocidas durante los síndromes premenstruales. También, puedes comer ciertas verduras verdes, por ejemplo, brócoli, espinacas, coles de brusela durante la fase de ovulación, coliflor, durante la fase lútea y remolacha o col rizada durante la fase menstrual.
  2. Aumenta tu ingesta de grasas y proteínas. Las proteínas y las grasas saludables como el aceite de coco, te mantienen llena por más tiempo, también te ayudarán a fabricar las hormonas que necesitas para hacer lento el proceso de envejecimiento. Todas las hormonas son sintetizadas de los aminoácidos, así que para compensar la desaceleración en su producción, asegúrate que estás comiendo la cantidad adecuada de proteínas. ¿Debe de ser de animales? Puede depender de la fuerza de tu digestión. Si tu sistema digestivo es saludable, entonces ingiere más proteínas de plantas. Si necesitas más ayuda a tu digestión, toma enzimas digestivas y probióticos.
  3. Toma los suplementos adecuados. Ingiere tantos nutrientes como te sean posible, de alimentos integrales. Pero suplementos como vitamina D3 o aceite de onagra, pueden ayudar también al balance de tus hormonas durante la perimenopausia y aminorar algunos síntomas.

 

Comentarios

Tal vez pueda interesarte