15 Rápidas Formas Para Desestresarte YA

La vida moderna es estresante y realmente no existe forma de escapar de las presiones externas (técnicamente conocidas como “estresores”) que hacen que la existencia de todos sea muy rápida, muy agotadora, y muy demandante.

Pedir a las personas que tengan menos estrés es como pedirle a las aves que tengan menos plumas. Podríamos intentar ignorar el estrés debido a que es muy fácil de hallar, pero nuestros cuerpos no responderán debidamente. Incluso una situación que podría verse enteramente positiva, como ganar la lotería o salir de vacaciones, podría desencadenar las mismas hormonas de estrés que los eventos negativos.

La oleada de hormonas de estrés, principalmente la adrenalina y el cortisol, puede ser interpretada por el cuerpo como una emoción. Entonces, la realidad fisiológica se esconde de la vista. Estas hormonas traen como consecuencia una cascada de reacciones, incluyendo ritmo cardíaco y presión sanguínea elevada, cuyo propósito es preparar a tu cuerpo para manejar las amenazas. Cuando esto se prolonga y se repite, la respuesta al estrés comienza a dañar los tejidos y órganos a lo largo del cuerpo.

Cuando te vuelves consciente de que no solo eres víctima del estrés, sino una fuente del mismo, tu comportamiento cambia. Aquí tienes algunos ejercicios simples y positivos para liberar el estrés a tu alrededor, y que puedes aplicar en tus relaciones personales y familiares.

  1. Pregúntale a los demás cómo se sienten y escucha su respuesta.
  2. No insistas en hacer siempre lo que tú digas.
  3. Siempre muestra respeto a todos. Nunca menosprecies a nadie.
  4. Nunca critiques a alguien en público.
  5. Acepta opiniones de tantas personas como sea posible.
  6. Alaba y aprecia el trabajo de los demás
  7. Sé leal para que los demás te sean leales.
  8. No chismees.
  9. Espera hasta que tu mente esté calmada antes de hacer algo que te pudiera molestar.
  10. Dale a tus compañeros de trabajo y empleados suficiente espacio para tomar sus propias decisiones.
  11. Mantente abierto a nuevas ideas, sin importar de quien vengan.
  12. No favorezcas a ningún círculo pequeño, excluyendo a todos los demás.
  13. Aborda la tensión a medida que va surgiendo, en lugar de negarla o esperar que se resuelva sola.
  14. No seas perfeccionista, ni de las personas que no encuentra satisfacción con nada.
  15. Tratar a ambos sexos por igual.

Si ya has adoptado la mayoría o todos estos comportamientos listados aquí, ¡felicitaciones!, ya has comenzado a sanarte del estrés. La mayoría de nosotros, sin embargo, debe hacer un esfuerzo consciente para cambiar muchos de nuestros hábitos y depende de nosotros mismos lograr dar el giro en actitud que nos beneficiará física y mentalmente.

Comentarios

Tal vez pueda interesarte