10 Razones Por Las Que Comes de Más

14486805269_0e97b8e58e_o

¿Has notado que tus pantalones te quedan un poco apretados? ¿O qué tus abdominales no son lo que siempre has querido? Lo anterior tal vez se deba a tu agenda saturada, o quizá a que has estado comiendo de forma excesiva.

Es importante identificar cuáles son los factores que te llevan a comer de más, para que de esta manera puedas desarrollar o mantener un plan que te ayude a perder peso; a continuación te presentamos una lista que puede serte útil para identificar dichos factores:  

  1. Anhelo emocional

Los anhelos emocionales de cada persona pueden tener un papel importante en lo que se refiere a comer de forma excesiva; sea de manera consciente o no, algunas necesidades no cumplidas como por ejemplo la intimidad sexual, la falta de padres, un divorcio e incluso una amistad fallida  pueden causar que un individuo coma de más

  1. Estrés laboral

El estrés laboral puede ser un factor por el cual consumas una mayor cantidad de alimentos, debido a las diversas situaciones a las que te enfrentas en tu trabajo; por ejemplo un jefe que te menosprecia, un compañero incompetente, las quejas de los clientes, entre otros, son motivos por los que alguien que come de acuerdo a sus emociones, se vaya directo al refrigerador. Lo recomendable en situaciones de estrés laboral es que ignores a las personas negativas así como la retroalimentación negativa; siempre habrá alguien que quiera derrumbarte, si prestas atención a sus palabras groseras, tu vida no mejorará y tampoco alcanzarás tu objetivo de perder peso.

  1. Sueños no cumplidos

Los sueños que no has logrado realizar en tu vida pueden llevarte a comer de más,  cuando no hay esperanza de poder cumplirlos; por ejemplo desear mudarte a un clima más cálido, las aspiraciones profesionales, o anhelar un hogar lleno de muebles nuevos, por mencionar algunos,  son suficientes para hacer que comas de más cuando el futuro se ve poco esperanzador.

  1. Combinaciones erróneas

Una posibilidad por la cual comes de más, puede ser consecuencia de una mala combinación de los alimentos que conforman tu dieta. Si tiendes a comer muchos alimentos altos en glucosa, tendrás hambre la mayor parte del tiempo; en esta situación podrías optar por alimentos que se convierten lentamente en azucares, y tal vez te encuentres a ti mismo comiendo mucho menos de lo que lo hacías previamente.

  1. Aburrimiento

El aburrimiento  puede jugar un rol importante para que comas de más inconscientemente. Sentarse frente al televisor en lugar de ocupar tus manos con un video juego puede hacer que comas una taza de papas fritas o golosinas; el simple acto de levantarse del sofá y alejarse de las tentaciones puede disminuir de forma drástica el consumo de estos alimentos. Una buena opción es realizar otras actividades menos pasivas; como por ejemplo podar el césped, acomodar las flores, o caminar alrededor de la cuadra para alejar esos antojos.

  1. Amistades

Las amistades pueden jugar un papel determinante en un patrón para comer de más. Si todas tus actividades sociales se basan alrededor de la comida, será difícil abstenerse; incluso las actividades físicas como jugar béisbol con tus amigos a menudo siguen con una tarde de cervezas o cócteles en el bar; las calorías líquidas cuentan.

  1. Malos hábitos

Cuando tratas de deshacerte de un mal hábito, una opción es encontrar un hobby, así no tendrás tiempo de comer de forma excesiva.

Muchas veces la sustitución de la adicción suele pasarse por alto. Sin importar si quieres dejar de fumar o tratas de alejarte de otra adicción social como Twitter o Facebook, acudir a la comida es una trampa fácil en la cual sucumbir.

  1. El lugar donde comes

El lugar donde comes puede influir en las cantidades que consumes; si comes todos tus alimentos frente a la televisión o la computadora, probablemente comerás más que si te sentaras en la mesa. Una sugerencia es que te concentres en tu comida y no en tus aparatos, por ejemplo, deja el celular en otra habitación mientras comes.

  1. Desayunos altos en azúcar

Los desayunos altos en azúcar pueden causar que comas de más a lo largo del día. Evita el plátano y la avena, una opción es un desayuno rico en proteínas; incluso puedes incluir una porción de tocino, aunque tengas cuidado con tu consumo de calorías, tener una porción saludable de alimentos ricos en proteínas, como por ejemplo huevos para el desayuno, no arruinará tu cintura.

  1. Bocadillos empacados

Los bocadillos que vienen en paquete,  pueden causar que comas de más debido a que tu cerebro automáticamente asume que necesitas terminar todo el contenido del paquete. En lugar de comer una bolsa entera de papas, opta por una porción, por ejemplo lo suficiente para llenar un tazón pequeño, así no te quedarás con el antojo y  disfrutarás del alimento que desees, sin consumir todo el contenido.

¿Te identificaste con algunos de los diez motivos anteriores para comer de más? ¿Piensas que al identificarlos y tomar conciencia de ellos te ayudará a disminuir tus calorías? La atención puede jugar un papel determinante para superar los desafíos alimentarios.

¡Tal vez es momento correcto para asumir hábitos más saludables en el consumo de tus alimentos!

Comentarios

Tal vez pueda interesarte