¿Qué es la ORTOREXIA? -El nuevo TRASTORNO OBSESIVO del que todos están hablando

Si comer sano te obsesiona podrías padecer ortorexia.

Así se denomina el trastorno obsesivo que lleva al extremo la alimentación sana y que consiste en un control exhaustivo y cada vez más estricto de los componentes de los alimentos. Estas personas excluyen de sus comidas la carne, las grasas, los alimentos cultivados con pesticidas o herbicidas, es decir dejan de ingerir ciertos alimentos que ellos creen que son perjudiciales.

Hay que aclarar que preocuparse por comer sano es bueno, pero todo en exceso es malo. El problema surge cuando esto se convierte en una obsesión. En la mayoría de los casos afecta a personas de buena posición económica puesto que los alimentos orgánicos son más caros.

Una de las muchas consecuencias que pueden sufrir estas personas es el aislamiento. El miedo a ingerir “productos malos” hace que hagan a un lado comidas familiares, con amigos o de trabajo. Además, pueden presentar en la mayoría de los casos anemia, pérdida de masa muscular y una gran cantidad de deficiencia en vitaminas y minerales.

Al igual que otros trastornos alimenticios, la recuperación psicológica es más difícil que la física, puesto que hay que eliminar todas esas conductas que el ortoréxico ha ido adoptando a lo largo de un período de tiempo y para eso se necesita mucha fuerza de voluntad.

Síntomas de la ortorexia:

  • Comportamiento obsesivo por dietas saludables
  • Trastornos de ansiedad
  • Puede estar vinculado a otros trastornos alimenticios
  • Obsesión por la dieta perfecta (sin tener en cuenta el peso ideal o saludable)
  • Planificación anticipada de las comidas
  • Se asocia la comida sana con mayor autoestima y conexión espiritual
  • Se critica a quienes no siguen igual conducta con respecto a la alimentación
  • Ya no se come fuera de casa para evitar romper la dieta
  • No se aceptan alimentos preparados por otras personas
  • Depresión, cambios de humor

 

Si notas alguno de estos síntomas en ti o en tus seres queridos, ¡cuidado! Podrías sufrir de ortorexia.

Comentarios

Tal vez pueda interesarte