¿Cómo EJERCITARTE cuando estás EMBARAZADA?

La práctica de alguna actividad física durante el embarazo es muy aconsejable, puesto que es beneficioso tanto para la madre como para el bebé que viene en camino; ayuda a controlar el peso, mejora y mantiene la condición física que será de gran utilidad a la hora del parto y actúa positivamente en tu estado anímico. No obstante, es importante que consultes con tu médico que la rutina de ejercicios no traiga ninguna complicación durante los meses de gestación. El tipo de ejercicio dependerá de la condición física de la madre y de las condiciones del embarazo.

Los especialistas recomiendan actividades como la natación debido a que en el agua el impacto sobre los músculos es menor y se corre menos riesgo de dañar algún músculo o articulación, además, disminuye la retención de líquidos y alivia las molestias en la espalda. Ejercicios como el yoga y pilates también son muy aconsejables para las mujeres embarazadas, ya que aumentan la flexibilidad y fortalecen los músculos.

Caminar es una actividad muy segura para mujeres embarazadas, proporciona beneficios cardiovasculares y es perfecta para comenzar alguna actividad física si no realizabas ninguna antes de embarazarte.

Toma en cuenta estos consejos a la hora de realizar alguna actividad física durante el embarazo:

  • Siempre debes seguir las recomendaciones de tu médico, además de mantener informados sobre tu estado a los instructores de dichas actividades debido a que hay cierto tipo de ejercicios que no son recomendables si te encuentras embarazada.
  • Si ya realizabas ejercicio antes  de embarazarte, pregunta a tu médico si debes hacer algún cambio en tu rutina de ejercicio.
  • Si no realizabas ejercicio antes de quedar encinta, comienza gradualmente 10 min diarios hasta llegar a 30 min. Cada día aumenta 5 min de actividad. De esta manera tu cuerpo se irá acostumbrando a la actividad física.
  • Usa ropa cómoda y holgada de acuerdo al tiempo que lleves de gestación.
  • Mantenerse hidratada es sumamente importante.
  • Aliméntate de manera saludable de acuerdo a las indicaciones de tu médico.
  • Observa y apunta todas las reacciones de tu cuerpo (mareos, dolor de espalda, cansancio, dificultad para respirar, taquicardias, hemorragias vaginales etc.) y coméntalas con tu médico para descartar cualquier complicación en tu embarazo.

Por otro lado, existen algunas actividades que debes evitar: deportes de alto riesgo, como buceo, y todas las actividades en las que te puedas caer y lastimarte, por ejemplo: montar a caballo y andar en bicicleta. Después del primer trimestre se deben evitar ejercicios como abdominales o aquellos que requieren que te acuestes de espalda, ejercicios con pesas y en los que tienes que pasar mucho tiempo de pie ya que podrían provocar mareos y reducir el riego sanguíneo hacia el útero.

En este caso, lo más importante es que te sientas cómoda y segura a la hora de realizar alguna actividad física. Siguiendo las recomendaciones de tu médico y atendiendo cualquier eventualidad que surja en el transcurso, disfrutarás de los beneficios que aporta realizar ejercicio durante el embarazo.

LEE TAMBIÉN:

Alimentos y bebidas que debes evitar durante el embarazo

Comentarios

You Might Also Like