5 HÁBITOS que están provocando que tus PECHOS se CAIGAN

Es un hecho, así como la piel del rostro empieza a colgarse conforme cumplimos años, también los senos, incluso si nunca has amamantado. Lo que es aún más triste es que el tejido mamario envejece mucho más rápido que el resto del cuerpo, según informó la revista científica Genome Biology.

Muchas mujeres dirán que esto no representa ningún problema para ellas porque pueden costear una buena cirugía que regrese los pechos a su lugar, mientras que para la gran mayoría del sexo femenino la única opción es aceptar el inevitable paso del tiempo en sus senos.

Tengas o no dinero para pagar un proceso quirúrgico que eleve de nuevo a tus mamas, deberías saber que si están más cerca del piso puede deberse a algo que haces a diario y de lo cual no tenías idea que influye en su ‘caída’. Así que te invitamos a leer los siguientes hábitos que probablemente deberías cambiar para mantener tus ‘bubis’ en su lugar de origen lo más que se pueda.

1. Comes mucha grasa y tu peso sigue tambaleándose

Esas donas de azúcar y papitas fritas no sólo incrementan el volumen de tu vientre, también el de tus senos, pero ojo, no de una manera sana. Cuando ganamos kilos, los pechos suelen aumentar su tamaño por la cantidad de grasa acumulada, lo que a muchas mujeres les alegra, sin embargo, al mismo tiempo el cuerpo no aguanta este exceso de peso y provoca que los senos se caigan.

Por otro lado, subir y bajar de peso, lo que se conoce como el efecto yo-yo, también afecta la elasticidad de la piel de los pechos, hecho que resulta en que sea más fácil que éstos se ‘cuelguen’.

2. Fumas

¿Necesitas otra razón para dejar el cigarrillo? Aquí la tienes: Fumar debilita la circulación de la sangre hacia la piel de los senos, lo cual conlleva a que ésta se vuelva flácida y se estire, tal como lo hace con tu cutis. Así que podríamos decir que fumar hace que la piel de tus ‘bubis’ envejezca más rápido.

3. No aplicas protector solar en esta zona

Cuando hablamos de que debes usar protector solar, no sólo nos referimos a que lo apliques del cuello para arriba, sino en todo el cuerpo, sobre todo si vas a exponerte al sol en bikini. Los rayos UV no discriminan y así como dañan tu rostro, deshidratándolo y causando la aparición de arrugas, también dañan la piel de tus senos.

4. Usas el sostén equivocado

Por razones que aún no comprendemos, cientos de mujeres usan zapatos de tallas más grandes a las que realmente deberían calzar y lo mismo pasa con los sujetadores. Cuando un brasier no es el adecuado para ti, tus senos podrían rebotar y eso provocaría que la piel se vuelva flácida y por tanto comienzan a perder firmeza porque no tienen un buen soporte.

Si no tienes claro cuál es tu talla de sostén, acude a una tienda de lencería para que te tomen medidas y sepas el tipo de modelo que se adecua mejor a tu cuerpo.

5. Duermes sin sujetador

Este consejo va principalmente para las mujeres de pechos grandes, quienes incluso al dormir deberían considerar algo de soporte. Los T-Shirt Bra o sostenes invisibles son súper cómodos porque usualmente son más suaves que los tradicionales. Además, la mayoría de las marcas que ofrecen estos modelos los hacen sin costuras y algunos otros sin aros o varillas. Y como su nombre lo dice, lo mejor es que si los usas debajo de una camiseta ajustada, serán prácticamente invisibles.

Después de todo, sí podemos prevenir o al menos retrasar los efectos de la madre naturaleza en nuestros preciados pechos, sin recurrir a cirugías. ¡Fantástico!

LEE TAMBIÉN:

7 MITOS sobre el CÁNCER DE MAMA

Comentarios

Tal vez pueda interesarte