¡Adios al botox! 5 Fáciles Formas de Restaurar Tu Piel

protector

El botox se ha vuelto tan popular que incluso veinteañeras hacen fiestas de botox para corregir las imperfecciones.  Ok, lo entiendo… Todos nosotros queremos una piel suave, fresca y sin arrugas. Pero aquí está el problema: El botox puede ser muy peligroso.

En caso de que no estés al corriente, el botox es un derivado de botulinum, una de las neurotoxinas más potentes del planeta. La bacteria solía estar asociada exclusivamente a los alimentos mal enlatados, algo que puede causar  botulismo, una condición que daña los nervios y lleva a la parálisis y muerte si no es tratada inmediatamente. Ahora, las personas están usando el poder paralizante del botulinum para obtener la piel suave y sin arrugas que desean. La toxina actúa al inhibir la liberación de acetilcolina en la unión neuromuscular, por lo tanto, paraliza los músculos próximos. Cuando inyectas la toxina en un grupo específico de músculos, se paralizan, suavizando la piel sobre el músculo y reduciendo la apariencia de las arrugas.  (Por supuesto, esto es también el porqué los tratamientos fallidos llevan a signos reveladores, como párpados caídos, sonrisas de lado, y que también, provocan que otros músculos faciales no trabajen adecuadamente).  ¿Inyectar una neurotoxina a tus músculos, en verdad es la mejor y más segura manera de tonificar tu piel? Aquí está la ironía: Hay intervenciones naturales que son mejores que el botox.  Aquí, te damos 5 estrategias naturales que mantendrán tu piel joven, saludable y sin arrugas por años:

  1. Usa protector solar: Si quieres evitar líneas y arrugas en tu rostro, haz lo que esté en tu poder para proteger tu piel de lo que causa el daño en primer lugar: daño oxidativo del sol. Escoge un protector solar no tóxico y úsalo sabiamente.
  2. Bebe agua: Hidratar las células de tu piel las llena de agua, las comprime y le da a tu piel una apariencia suave y limpia. Recuerda que el jugo, los refrescos y otras bebidas azucaradas no funcionan. El agua es el origen de la vida… y la fuente de una maravillosa piel, así que ¡A tomar agua!
  3. Evita aceleradores de edad: Para cuidar de tu piel, necesitas cuidar de tu cuerpo. Cuando tomas alcohol y comes alimentos azucarados, el azúcar en la sangre se dispara. Esto lleva a un exceso de glucosa en la sangre que puede unir al colágeno y elastina, dañando la piel. Haz ejercicio regularmente para mejorar la circulación y mantener balanceadas tus hormonas. Céntrate en alimentos que son ricos en vitaminas y nutrientes. Si aún fumas, déjalo. Es uno de los detonantes más fuertes del daño oxidativo y por ende, de los efectos de la edad.
  4. Consume nutrientes revertidores de la edad. Las células de tu piel necesitan tener materias primas suficientes que les permitan reparar el daño, funcionar óptimamente y mantenerte saludable (¡Y hermosa!). Alimenta tu piel con los nutrientes que necesita, por ejemplo, moras, manzanas, papaya y verduras de hoja verde.
  5. Elige ingredientes que cuiden tu piel naturalmente. ¿Quieres llevar el cuidado de tu piel al siguiente nivel? Aquí hay 2 ingredientes naturales que tu piel amará más que el botox: Aceite de semilla de arándano (úsala directamente en tu piel como una crema hidratante. Tiene la proporción perfecta de omega 3 y omega 6, lo que significa que se absorberá bellamente e hidratará tu piel más efectivamente que muchos productos comerciales). Aceite de semilla de frambuesa (Es rica en antioxidantes y tiene propiedades antiinflamatorias asombrosas).

 

Comentarios

Tal vez pueda interesarte