8 superalimentos que aumentan tu energía

14574425807_49914be348_o

Descubrir algunos superalimentos puede cambiarnos la vida y ayudar a recuperarnos de desórdenes alimentarios, además de hacernos sentir más saludables y felices. Si los consumimos todos los días, nos ayudan a mantenernos saludables y tener mucha energía.

Pero ¿qué son los superalimentos exactamente?

Básicamente son alimentos que son mucho más ricos en vitaminas, minerales, nutrientes, electrolitos y fitonutrientes, pero también mucho más pobres en calorías que otras comidas. Nutren tu cuerpo a nivel profundo.

Aquí están los 8 superalimentos más indicados para mejorar tu humor y niveles de energía:

  1. Polvo de maca

La maca es una raíz que proviene de Perú. Generalmente se consigue en polvo, porque no crece en todos los climas; así, la raíz es secada y molida para exportarse al resto del mundo.

Es fabulosa para equilibrar las hormonas y es beneficiosa tanto para mujeres (alivia los síntomas premenstruales y la menopausia) y hombres (refuerza la fertilidad) La maca es también un gran adaptógeno que ayuda a reducir los niveles de estrés, aumenta la fuerza, la etamina y la libido como así también provee gran energía y resistencia. Trabaja con los ritmos y necesidades de tu propio organismo.

La maca es rica en calcio, fósforo, magnesio, potasio, vitaminas B1, B2, C y E, y hierro. Contiene una gran cantidad de oligoelementos como zinc y selenio; es magnífica para desórdenes menstruales, falta de deseo sexual, infertilidad, síntomas menopáusicos y estrés pero también para condiciones como anemia, fatiga, depresión, memoria reducida, tuberculosis y desnutrición.

Puedes agregar polvo de maca a los cereales del desayuno, batidos, jugos, postres, dulces, etc. Intenta incorporarla a tu dieta y pronto notarás los beneficios.

  1. Cacao crudo, puro y orgánico

Sí: ¡el  chocolate es un superalimento! Pero no estamos hablando de las barras de chocolate empaquetadas y llenas de azúcar y aditivos que encuentras en el supermercado. Hacemos referencia al cacao real, original, puro y crudo. Puedes usar los granos, que son un poco más amargos o puedes encontrarlo en polvo en cualquier tienda de dietética, para preparar postres increíbles, como una tarta de chocolate u otros dulces.

El cacao puro, crudo y orgánico es simplemente increíble; puedes disfrutarlo todos los días en postres o batidos saludables y libres de azúcar. Porque ¿qué es lo malo del chocolate? Es, de hecho, el azúcar, la leche y otros aditivos que se le agregan al chocolate de paquete que compras en el supermercado.

El chocolate es rico en antioxidantes, magnesio, hierro, cromo, manganeso, zinc, cobre, vitamina C, fósforo y más. También es fuente de triptófano, el cual es un poderoso mejorador del humor, crucial en la producción de serotonina, que disminuye la ansiedad y tiene el mismo impacto que el amor en nuestro cerebro. Es por eso que el chocolate a menudo se asocia con el amor y el Día de San Valentín.

Agrega más cacao crudo, puro y orgánico en tu dieta y comienza a sentir sus maravillosos efectos.

  1. Semillas de chía

Las semillas de chía son una proteína completa rica en fibra, potasio, calcio, hierro, fósforo y manganeso. Solo una cucharada contiene 5 gramos de fibra. Así, añadir una cucharada de semillas de chía a tu desayuno (cereales, batidos, jugos, etc.) es una excelente forma de incrementar tu ingesta de fibra.

Pero las semillas de chía también son muy ricas en vitamina C, ácidos grasos Omega 3 y 6, y antioxidantes. Absorben una gran cantidad de agua (aproximadamente 10 veces su peso) Cuando remojas las semillas, estas absorben un montón de líquido y crean una sustancia similar a la gelatina, que purifica tus sistemas digestivo e inmunológico llevando todas las toxinas hacia los intestinos.

Remojar semillas de chía en agua de coco o puré de frutas frescas para el desayuno es excelente. Los budines de chía son deliciosos y fantásticos para tu salud.

  1. Coco (agua, pulpa, aceite y manteca)

El agua dentro del coco verde es una bebida isotónica, repleta de electrolitos y que hasta puede ser utilizada en transfusiones de sangre. Es rica en potasio, ideal para una hidratación adecuada, y posee fuertes propiedades antivirales.

Además contiene kinetina, la cual mantiene al coco joven a pesar del hecho de que permanece todo el día bajo el sol. La kinetina tiene el mismo efecto sobre tu cuerpo y te mantiene joven. Increíble ¿verdad?

La pulpa de coco es alta en proteína y fibra y es una excelente grasa saturada, esencial para nuestro cuerpo. Está comprobado que la grasa saturada del aceite de coco refuerza el sistema inmune, la glándula tiroides, el sistema nervioso y la piel.

El aceite y la manteca de coco también son una fuente saludable de grasa saturada y resultan perfectas para cocinar, ya que son la única manteca o aceite que permanece estable cuando la calientas (incluso el aceite de oliva no es perfectamente estable cuando es sometido al calor) Así, utilizar aceite de coco para cocinar es mucho más seguro y saludable que emplear cualquier otro aceite.

Puedes usar el aceite de coco para cocinar, y para los aderezos, uno de oliva, cáñamo o lino, que también son increíbles aceites. También puedes aplicar aceite de coco en tu piel para hidratarla, haciendo del aceite un eficaz producto de belleza a muy bajo precio.

  1. Espirulina (Algas)

La espirulina es un alga verdeazulada que crece en lagos alcalinos. Contiene más de 65% de proteína completa (300% más que el pescado, la carne o el pollo, sin nada de colesterol) Esta alga es también muy rica en clorofila, hierro (alrededor de 58 veces más que la espinaca), antioxidantes, betacaroteno y ácidos grasos esenciales Omega 3 y 6.

La espirulina realmente te ayudará a tener más fuerza y energía para recuperarte de ciertas dolencias como la bulimia y la anemia. Además, con ella podrás dejar de tomar suplementos de hierro artificiales.

Toma entre 3 y 6 gramos de esta alga cada mañana. Puedes utilizarla en polvo –la forma más eficiente, ya que tu cuerpo la absorbe directamente- y agregarla a tus jugos y batidos. Si no te gustan los jugos o utilizar la licuadora todos los días, puedes usar tabletas disueltas en agua. Ve cambiando la dosis según tus niveles de energía y actividad, y de acuerdo con tu dieta.

La espirulina resulta magnífica para personas con problemas digestivos, ya que mejora la absorción de nutrientes en tu organismo. Dale una chance a este alimento y notarás grandes mejoras en tu energía en tan solo unos días.

  1. Bayas Goji (Goji Berries)

Las bayas Goji son un tipo de fruto rojo que crece en Asia y América. Normalmente son disecadas antes de ser exportadas a todas partes del mundo.

Estos frutos son probablemente uno de los tipos más nutritivos del planeta. Representan una fuente completa de proteína y aminoácidos, contienen grandes cantidades de oligoelementos como así también vitaminas B1, B2, B6, E y C. Son extremadamente ricas en antioxidantes, que te protegen del proceso de envejecimiento y los radicales libres. Además son conocidas por mejorar la visión, incrementar la libido, la función sexual y el sistema inmune. Suena genial ¿no?

Puedes consumirlas de diferentes formas. Agrégalas a tus batidos, desayuno, ensaladas o úsalas en tu mezcla de cereales o en algún tentador postre de chocolate.

  1. Semillas y aceite de cáñamo

Las semillas y el aceite de cáñamo son una de las raras fuentes completas de proteína (entre el 33 y el 37% de su peso) y están cargadas de energía y enzimas. Son abundantes en Omega 3, 6 y 9, que son sumamente importantes para las funciones cerebrales y un tipo de grasa embellecedora.

Las semillas de cáñamo son excelentes para reforzar tu sistema inmunológico y traen equilibrio a tus ácidos grasos esenciales, que reducen la inflamación. Aportan una cadena balanceada de aminoácidos y son ricas en minerales como fósforo, potasio, magnesio, calcio, hierro, manganeso, zinc, sodio, silicona, cobre y muchos otros.

Utiliza el aceite en tus aderezos y esparce las semillas sobre tus cereales, frutas, batidos y ensaladas. ¡Son deliciosas!

  1. Semillas y aceite de lino

Las semillas de lino y su aceite son una de las fuentes más ricas de ácidos grasos esenciales Omega 3. Estos elementos son esenciales para nuestra salud, ya que el cuerpo no los produce por sí mismo. El problema en nuestras sociedades es que la gran mayoría de la gente consume demasiados ácidos grasos Omega 6 y no lo suficiente de Omega 3. De cualquier manera, el equilibrio entre ambos es absolutamente vital para estar saludable. Las semillas y el aceite de lino son uno de los raros alimentos que contienen ácidos grasos esenciales Omega 6 y 3 en una proporción perfecta para el cuerpo humano.

Dichos ácidos son vitales para la función cerebral, la producción de energía, la transferencia de oxígeno y el reforzamiento de la inmunidad. Los ácidos grasos Omega 3 ayudan a luchar y prevenir la inflamación y muchas condiciones degenerativas como deficiencias cardíacas, alta presión arterial, ataques fulminantes, etc.

Existen muchos otros superalimentos maravillosos para probar y agregar a tu dieta, como el açaí, los productos apícolas (polen de abeja, jalea real, miel y propóleo), fitoplancton marino, aloe vera, pasto de trigo o cualquier alga, pero aquí están los más utilizados para mejorar tu humor y niveles de energía.

Comentarios

Tal vez pueda interesarte