5 Beneficios de una DIETA ALTA EN GRASAS

Sí, leíste bien, una dieta alta en grasas, por supuesto grasas saludables, no que te comas la bolsa completa de papas fritas o la caja entera de donas de chocolate. Hablamos de las ‘grasas buenas’ que puedes encontrar en los cacahuates, nueces, chía, linaza, pescados, aceite de oliva, aceite de coco, entre otros alimentos no procesados.

En el libro Come grasa y adelgaza, el autor y doctor Mark Hyman, nos propone un plan de alimentación de 21 días alto en este tipo de grasas y bajo en carbohidratos, por lo que también desmitifica la creencia de que “todas las grasas engordan”. Además de decirnos que con este programa podemos adelgazar, nos enumera otros beneficios de llevarlo a cabo. ¡Te contamos sobre ellos!

1. Tienes uñas, piel y cabello más saludables

El Dr. Hyman dice que “la deficiencia de grasas omega-3 puede causar resequedad, comezón, piel escamosa e incluso decoloración”. Lo mismo puede pasar con tus uñas, provocando que se quiebren o que les salgan pellejitos. Y en tu cabello, la falta de estas grasas puede ocasionar sequedad, caspa o que se caiga más fácil.

2. Mejora tu desempeño en el gimnasio

El texto señala que una vez que tu cuerpo se ha adaptado a una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos, vas a recuperarte más fácil entre cada sesión de ejercicios y evidentemente a quemar más grasa en tus entrenamientos. Además, indica, los atletas que hacen rutinas de resistencia también llegan a obtener más fuerza y una mejor composición corporal.

3. Disminuye la inflamación y las enfermedades autoinmunes

Tales como la artritis reumatoide, el síndrome de intestino irritable (colitis), enfermedad de Crhon, psoriasis, esclerosis múltiple y migraña. Esto es porque las grasas buenas, como las que pueden encontrarse en los aceites de pescados, modulan los procesos inflamatorios  y mejoran la expresión de genes antiinflamatorios.

4. Podría prevenir la demencia

Para sustentar esta teoría, el Dr. Hyman se basa en varios estudios, como uno de la Clínica Mayo, el cual observó que las personas que comen demasiados carbohidratos cuadruplican su riesgo de padecer predemencia, mientras que quienes tienen una dieta rica en grasas saludables disminuyen sus probabilidades de desarrollar demencia temprana en un 44%.

5. Podría revertir la diabetes tipo 2

Según el autor, los resultados han sido favorecedores en las personas con este padecimiento que decidieron someterse a este estilo de dieta.

Después de hacer varias revisiones de investigaciones, los científicos han dado diferentes razones por las que esto sucede, por ejemplo: “la restricción de carbohidratos en la dieta y una ingesta mayor de grasas son la forma más eficiente de disminuir los niveles de en la sangre de triglicéridos y aumentar el HDL (colesterol bueno)”.

Como ves, consumir grasas no es tan malo, sólo hay que saber elegirlas.

Recuerda que si estás pensando cambiar tu alimentación, debes acudir con un médico o nutriólogo para que te diga cuál plan es el más adecuado para ti.

 

Información extraída del libro:

Come grasa y adelgaza

Dr. Mark Hyman

Editorial Grijalbo

Comentarios

Tal vez pueda interesarte