11 Probióticos Que Son Muy Saludables

Los probióticos son microorganismos vivos que ofrecen diversos beneficios a la salud cuando se consumen. Estos son usualmente bacterias beneficiosas que tienen alguna función en el cuerpo. Los probióticos tienen todo tipo de poderosos beneficios para tu cuerpo y cerebro.

Pueden aumentar la buena función digestiva, reducir la depresión y promover la salud del corazón. Algunas investigaciones incluso sugieren que pueden ayudar a que tu piel se vea hermosa. Los probióticos los puedes obtener de los alimentos fermentados, y aquí hay una lista de 11 alimentos fermentados que son super saludables y que contienen probióticos vivos.

  1. Yogurt

El yogurt es un producto lácteo altamente nutritivo hecho de leche fermentada. La leche es fermentada con bacterias benéficas, principalmente del ácido láctico y bifidobacterias.

Comer yogurt se ha asociado con muchos beneficios, incluyendo mejor salud ósea, además, ayuda las personas con presión sanguínea alta. En lo niños, el yogurt puede ayudar a reducir la diarrea causada por antibióticos. Sin embargo, mantén en mente que no todos los yogurts contienen probióticos vivos. En algunos casos, las bacterias mueren durante el proceso.

Por esta razón, asegúrate de elegir yogurt con cultivos activos o vivos.

También asegúrate de siempre leer la etiqueta en el yogurt antes de comprarlo. Incluso si tiene la etiqueta de bajo en grasa o libre de grasa, puede igualmente estar cargado con altas cantidades de azúcar añadida.

  1. Kéfir

El kéfir es una bebida de leche fermentada, que se obtiene añadiendo granos de kéfir a la leche de vaca o cabra. Los granos de kéfir no son granos de cereal, sino más bien cultivos de bacterias de ácido láctico y levaduras cuyo aspecto se asemeja al de una coliflor.

La palabra kéfir supuestamente viene de la palabra turca Keyif, la cual significa “sentirse bien” luego de comer. De hecho, el kéfir se ha relacionado a varios beneficios a la salud. Puede mejorar el estado de los huesos, ayuda con algunos problemas digestivos y protege contra infecciones.

Mientras que el yogurt es probablemente el mejor alimento probiótico conocido en la dieta occidental, el kéfir es en realidad una mejor fuente. El kéfir contiene varias cepas mayores de bacterias amigables y levaduras, haciéndolo un probiótico diverso y muy potente.

  1. Chucrut

El chucrut es un repollo rallado finamente, fermentado por bacterias de ácido láctico. Es uno de los alimentos tradicionales más antiguo en muchos países, especialmente en Europa.

El chucrut es a menudo utilizado sobre salchichas o como guarnición. Tiene un sabor agrio y salado y puede almacenarse por meses en un contenedor hermético.

Además de sus cualidades probióticas, el chucrut es rico en fibra, así como en vitaminas C, B y K. También es alto en sodio y contiene hierro y manganeso.

El chucrut también contiene los antioxidantes como la luteína y la zeaxantina, que son importantes para la salud visual.

  1. Tempeh

El tempeh es un producto fermentado de soya. Tiene una forma de pastel firme, y las personas han descrito el sabor como el de la nuez, terroso y similar al champiñón.

El tempeh es originalmente de Indonesia, pero se ha vuelto popular alrededor de todo el mundo como un sustituto de la carne, y con un alto contenido proteico. El proceso de fermentación en realidad tiene algunos efectos sorprendentes en su perfil nutricional.

Las bacterias que lo fermentan producen algo de vitamina B12, un nutriente que la soya no contiene y que se encuentra principalmente en los alimentos animales, como la carne, pescado, productos lácteos y huevos.

  1. Kimchi

El kimchi es una guarnición coreana fermentada y picante. El repollo es usualmente su ingrediente principal, pero también puede hacerse de otros vegetales. Se utiliza una mezcla de condimentos para el sabor, tales como hojuelas de chile rojo, ajo, jengibre, cebollín y sal.

El Kimchi contiene la bacteria de ácido láctico conocida como Lactobacillus kimchii, así como otras bacterias que pueden beneficiar la salud digestiva. Además, es alto en algunas vitaminas y minerales, incluyendo la K, riboflavina (Vitamina B12) y el hierro.

  1. Miso

El miso es un condimento japonés, que se realiza tradicionalmente fermentando la soya con sal y usando un tipo de hongos llamado koji. El miso también puede hacerse mezclando soya con otros ingredientes, como cebada, arroz y centeno.

Esta pasta es a menudo utilizada en la sopa miso, un alimento popular para el desayuno en Japón. El miso es típicamente salado, así que puedes comprarlo en muchas variedades, como blanco, amarillo, rojo y marrón. El miso es una buena fuente de proteínas y fibra. También tiene un alto contenido de diversas vitaminas, minerales y fitonutrientes, incluyendo la vitamina K, el manganeso y el cobre.

También ha sido relacionado con algunos beneficios para la salud, como reducir el riesgo de padecer cáncer de mama en las mujeres japonesas de edad media, o de padecer enfermedades cardiacas.

  1. Kombucha

La kombucha es una bebida fermentada de té negro o verde. Esta popular bebida es fermentada a través de una amigable colonia de bacterias y levaduras. Se consume en muchas partes del mundo, especialmente en Asia.

En internet, existen muchos comentarios acerca de los potenciales beneficios a la salud que ofrece el té de kombucha, sin embargo, los estudios que existen han sido realizados en animales y en tubos de ensayo, y los resultados pueden no aplicarse a los humanos.

Aun así, debido a que la kombucha es fermentada con bacterias y levaduras, probablemente sí tenga beneficios a la salud relacionados con sus propiedades prebióticas.

  1. Pepinillos

Los pepinillos son pepinos que han sido preservados y colocados en una solución de sal y agua. Se deja que se fermenten por un tiempo, utilizando sus propias bacterias de ácido láctico presentes de forma natural. Este proceso es lo que los vuelve agrios.

Los pepinos en vinagre son una gran fuente de bacterias prebióticas saludables, las cuales pueden mejorar la salud digestiva. Tienen pocas calorías y son una buena fuente de vitamina K, un nutriente esencial para la coagulación sanguínea. Los pepinillos también tienden a ser altos en sodio, y es importante aclarar que los pepinillos hechos con vinagre no contienen probióticos vivos.

  1. Suero tradicional

El término suero realmente se refiere a una variedad de bebidas lácteas fermentadas. Sin embargo, existen dos tipos principales de suero: tradicional y cultivado.

El tradicional es simplemente el líquido restante de hacer mantequilla. Solo esta versión contiene probióticos, y es algunas veces llamado el probiótico de la abuela. Este suero es consumido principalmente en India, Nepal y Pakistán. por otro lado, el suero cultivado, es encontrado comúnmente en los supermercados de América, y generalmente no tiene muchos beneficios probióticos.

El suero es bajo en grasa y calorías, pero contiene varias vitaminas y minerales importantes, como la vitamina B12, riboflavina, calcio y fósforo.

  1. Natto

El natto es otro producto fermentado de la soya, como el tempeh y el miso, y contiene una cepa bacteriana llamada Bacillus subtilis. El natto es un elemento que nunca falta en las cocinas japonesas. Es típicamente mezclado con arroz y servido en el desayuno.

Tiene un olor distintivo, textura viscosa y sabor fuerte. El natto es rico en proteínas y vitamina K2, el cual es importante para la salud de los huesos y el corazón.

Un estudio en hombres japoneses encontró que consumir natto regularmente estaba asociado con una mayor densidad ósea. Esto es atribuido al alto contenido de vitamina K2. Otros estudios sugieren que el natto puede ayudar a prevenir la osteoporosis en mujeres.

  1. Algunos tipos de queso

Aunque la mayoría de los quesos son fermentados, no significa que todos ellos contienen probióticos. Por lo tanto, es importante buscar que tengan cultivos vivos y activos en sus etiquetas.

Las bacterias buenas sobreviven al proceso de envejecimiento de algunos quesos, incluyendo al gouda, mozzarella, cheddar y requesón. El queso es un alimento altamente nutritivo, y es una muy buena fuente de proteínas. También es rico en vitaminas y minerales importantes, incluyendo el calcio, vitamina B12, fósforo y selenio.

El consumo moderado de productos lácteos, tales como el queso, puede incluso disminuir el riesgo de enfermedades cardiacas y osteoporosis.

Comentarios

Tal vez pueda interesarte