11 beneficios del jengibre

Como-cultivar-jengibre-en-casa-3

 

El jengibre está entre las especias más saludables (y deliciosas) del planeta. Está cargado de nutrientes y compuestos bioactivos que aportan poderosos beneficios para tu cuerpo y cerebro. Aquí hay 11 beneficios de salud del jengibre que han sido comprobados por investigaciones científicas.

 

  1.       El jengibre contiene gingerol, una sustancia con poderosas propiedades medicinales

El jengibre es una planta con flores originada en China. Pertenece a la familia de las “zingiberaceae”, y está relacionado con la cúrcuma, el cardamomo y la galanga. El rizoma (la parte del tallo que crece bajo tierra) es la parte comúnmente usada como especia. A menudo se la llama raíz de jengibre o simplemente jengibre.

El jengibre tiene una historia de uso muy larga en varias formas de la medicina tradicional y alternativa. Ha sido empleado para ayudar a la digestión, reducir las náuseas y luchar contra la gripe y el resfrío común, por nombrar unos pocos.

Puede ser utilizado fresco, seco, en polvo, o como aceite o jugo; a menudo se agrega a comidas procesadas y cosméticos. Es un ingrediente muy común en las recetas. La fragancia y el sabor únicos del jengibre provienen de sus aceites naturales, el más importante de los cuales es el gingerol. Este es el principal compuesto bioactivo en el jengibre, responsable de muchas de sus propiedades medicinales. Tiene poderosos efectos antiinflamatorios y antioxidantes.

 

  1.       El jengibre puede tratar muchas formas de náusea, especialmente los mareos matutinos

Parece ser que el jengibre es altamente efectivo contra las náuseas. Por ejemplo, tiene una larga historia de uso como un remedio como para los mareos en alta mar, y existen evidencias de que podría ser tan efectivo como la medicación recetada. El jengibre también podría aliviar las náuseas y vómitos después de una cirugía, y en pacientes de cáncer bajo quimioterapia.

Pero probablemente sea más efectivo cuando se trata de náuseas relacionadas con el embarazo, como los mareos matutinos. Según un reporte de 12 estudios que incluyó un total de 1278 mujeres embarazadas, entre 1.1 y 1.5 gramos de jengibre pueden disminuir significativamente los síntomas de náusea.

A pesar de que el jengibre es considerado seguro, consulta con tu médico antes de consumir grandes cantidades si estás embarazada. Algunos creen que una gran cantidad puede elevar el riesgo de aborto, pero hasta ahora no hay estudios que lo ratifiquen.

 

  1.       El jengibre podría reducir dolores e inflamaciones musculares

El jengibre ha demostrado ser efectivo contra el dolor muscular inducido por el ejercicio. En un estudio, el consumo de 2 gramos de jengibre al día por 11 días redujo significativamente los dolores musculares en personas que practicaban ejercicios con los codos. El jengibre no tiene un impacto inmediato pero podría ser efectivo reduciendo la progresión diaria del dolor muscular. Se cree que estos efectos surgen de sus propiedades antiinflamatorias.

 

  1.       Los efectos antiinflamatorios pueden ayudar con la osteoartritis

La osteoartritis es un problema de salud común. Implica la degeneración de las articulaciones en el cuerpo, llevando a síntomas como dolor y rigidez articular. En una prueba controlada de 247 personas con osteoartritis de la rodilla, aquellos que tomaron extracto de jengibre tuvieron menos dolor y necesitaron menos medicación analgésica.

Otro estudio encontró que una combinación de jengibre, masilla, canela y aceite de sésamo puede reducir el dolor y la rigidez en pacientes con osteoartritis cuando se aplica tópicamente.

 

  1.       El jengibre podría reducir drásticamente los niveles de azúcar en sangre y mejorar los factores de riesgo de enfermedades cardíacas

Esta área de investigación es relativamente nueva, pero el jengibre podría tener poderosas propiedades anti-diabéticas. En un estudio reciente de 2015 en 41 participantes con diabetes tipo 2, dos gramos diarios de polvo de jengibre redujeron el azúcar en sangre en ayunas en un 12%. Además mejoró dramáticamente el HbA1c (una marca para los niveles de azúcar en sangre a largo plazo) llevando a una reducción del 10% en un periodo de 12 semanas.

También hubo una reducción del 28% en el rango ApoB/ApoA-I, y una disminución del 23% en las marcas de lipoproteínas oxidadas. Ambos son factores de riesgo fundamentales en las enfermedades cardíacas.

No obstante, mantén en mente que este fue solo un estudio pequeño. Los resultados son impresionantes, pero necesitan ser confirmados en investigaciones mayores antes de que puedan hacerse recomendaciones especificas.

 

  1.       El jengibre puede ayudar a tratar la indigestión crónica

La indigestión crónica o dispepsia se caracteriza por dolor e incomodidad recurrentes en la parte superior del estómago. Se cree que el vaciamiento retardado del estómago es la causa principal de la indigestión. El jengibre ha demostrado acelerar el vaciamiento del estómago en personas con esta condición.

Después de tomar sopa, el jengibre redujo el tiempo que tomaba al estómago vaciarse entre 16 y 12 minutos. En un estudio de 24 individuos sanos, 1.2 gramos de polvo de jengibre antes de la comida aceleró el vaciamiento del estómago en un 50%.

 

  1.       El polvo de jengibre puede disminuir significativamente el dolor menstrual

El dolor menstrual o dismenorrea se refiere al dolor que se siente durante el ciclo menstrual femenino. Uno de los usos tradicionales del jengibre es el alivio del dolor, incluyendo el dolor menstrual. En un estudio, 150 mujeres tomaron 1 gramo de polvo de jengibre por día durante los primeros 3 días del periodo menstrual. El jengibre fue capaz de reducir el dolor tan efectivamente como el ácido mefenámico y el ibuprofeno.

 

  1.       El jengibre podría reducir los niveles de colesterol

Los altos niveles de lipoproteínas LDL (el colesterol “malo”) están asociados a un mayor riesgo de deficiencia cardíaca. Las comidas que consumes pueden tener una fuerte influencia en los niveles de LDL. En un estudio de 45 días hecho sobre 85 individuos con colesterol alto, 3 gramos de polvo de jengibre causaron significativas bajas en la mayoría de los indicadores de colesterol.

Esto se sostiene con un estudio en ratas con hipotiroidismo, en las cuales el extracto de jengibre disminuyó el colesterol LDL a un grado similar al de la atorvastatina, una droga utilizada para reducir el colesterol. Ambos estudios también mostraron reducciones en el colesterol total y los triglicéridos en sangre.

 

  1.       El jengibre contiene una sustancia que podría ayudar a prevenir el cáncer

El cáncer es una enfermedad muy seria que se caracteriza por el crecimiento incontrolado de células anormales. El extracto de jengibre ha sido estudiado como un tratamiento alternativo para muchas formas de cáncer. Las propiedades anticancerígenas son atribuidas al 6-gingerol, una sustancia que se encuentra en grandes cantidades en el jengibre crudo.

En un estudio con 30 personas, 2 gramos de extracto de jengibre por día redujeron significativamente las moléculas que señalaban inflamación en el colon. No obstante, un estudio de continuación en individuos con alto riesgo de cáncer de colon no confirmó estos hallazgos. Existe alguna evidencia, aunque limitada, de que el jengibre podría ser efectivo contra el cáncer pancreático, de mamas y ovárico. Sin embargo se necesita más investigación.

 

  1.   El jengibre mejoraría la función cerebral y protegería contra el mal de Alzheimer

El estrés oxidativo y la inflamación crónica pueden acelerar el proceso de envejecimiento. Se cree que ambos están entre las claves del mal de Alzheimer y la declinación cognitiva relacionada con la edad.

Algunos estudios en animales sugieren que los antioxidantes y los compuestos bioactivos del jengibre pueden inhibir respuestas inflamatorias que ocurren en el cerebro. También existen evidencias de que el jengibre puede mejorar la función cerebral directamente. En un estudio con 60 mujeres de mediana edad, el extracto de jengibre mostró mejorar el tiempo de reacción y la memoria activa.

Además hay numerosos estudios en animales que muestran que el jengibre puede proteger contra la declinación de las funciones cerebrales asociada a la edad.

 

  1.   El ingrediente activo del jengibre puede ayudar a luchar contra infecciones

El gingerol, la sustancia bioactiva del jengibre fresco, puede ayudar a reducir el riesgo de infecciones. De hecho, el extracto de jengibre inhibe el crecimiento de muchos tipos diferentes de bacterias. Es muy efectivo contra las bacterias bucales ligadas a enfermedades inflamatorias en las encías, como la gingivitis y la periodontitis.

El jengibre fresco también podría ser efectivo contra el virus RSV, causa común de las infecciones respiratorias.

Comentarios

Tal vez pueda interesarte